Tres maneras de ordenar la ropa en el armario o el vestidor; por colores, por prendas (deportiva, trabajo, sport, vestir) y por estación.

Dos prendas de distinta temporada (primavera verano, otoño invierno) del mismo color en una misma percha: Vamos a empezar por las camisas; si es invierno, colocar la camisa de manga larga por la parte de fuera de la percha y si es verano, poner por fuera la camisa de manga corta y así, con todos los colores. Agrupar camisas estampadas o de rayas. Colgar de izquierda a derecha y de colores claros a colores oscuros.

Continuamos con chaquetas

Gorda (otoño invierno) con chaqueta fina (primavera verano) mismo color, en misma percha.

Pantalones de un mismo estilo (por ejemplo; vaqueros) en la misma percha. Hay una percha muy útil, en la que se pueden colgar hasta cinco pantalones, se llama percha pantalonera. Para colgar faldas, hay perchas de pinzas que son las ideales para que no se arruguen.

Trajes y vestidos

Para los trajes de pantalón se recomienda percha de madera con forma cóncava que se adapta a los hombros y no se deforma la chaqueta. Para los vestidos, hay un tipo de percha que tiene una solapa por donde se puede meter la hombrera del vestido para evitar que los de tirantes o los de telas muy finas se resbalen de la percha. Otro tipo de percha para evitar que los vestidos se resbalen, son las que tienen unos

relieves por donde apoyan las hombreras. Separar jerséis finos de jerséis gordos, doblados

y guardados en estantes o cajones. Bufandas, fulares y pañuelos, colgados en perchas o

guardados en cajones.

Otra alternativa es colgarlos juntos, con la misma prenda que combina, para evitar pérdidas de tiempo buscando.

Corbatas

En percha corbatero que ocupan muy poco sitio o en cajones con celdillas (separaciones) para guardar la corbata enrollada.

Gorros, sombreros, tocados y bolsos

En estantes, o en cajas cerradas en el maletero.

Zapatos

En el suelo del armario, en estantes extraíbles o en cajones zapateros.

¿Cómo calcular el espacio según la ropa a guardar?

Primero medir el espacio (lineal) que ocupa la ropa corta colgada: Camisa, chaquetas, cazadoras, pantalones, faldas, etc. y sumar esa cantidad más una previsión de espacio para el futuro.

Por otra parte, medir el espacio lineal que ocupa la ropa larga: Vestidos de noche, de boda, etc. y sumar esa cantidad más una previsión de espacio para el futuro. Y lo mismo con la ropa doblada en estantes y cajones, teniendo en cuenta que, se puede colocar ropa en el frente y en el fondo y que, en un mismo estante pueden amontonarse hasta 5 jerseys, que suman unos 25 cm. de altura. Así, podemos calcular cuantos metros lineales necesitamos para ropa doblada y cuantos para ropa colgada.